Estatutos de la Asociación Española de Beneficencia

CAPÍTULO SEGUNDO

De los Asociados, sus deberes y derechos

Artículo 3°. Los españoles, hijos y nietos de españoles podrán pertenecer a esta Asociación mediante la presentación de los documentos que así se lo acrediten y sean aprobados por la Junta Directiva, dentro del plazo de treinta días naturales a la solicitud. Cualquier otra persona que desee incorporarse a la Asociación solamente podrá afiliarse a la Sección Recreativa con la debida aprobación de la Junta Directiva y sus derechos se limitarán al mero uso y disfrute de las instalaciones sociales de la Asociación, según los incisos 3 y 4 del Artículo 1° de estos Estatutos. Los menores de edad se regirán por la Ley de Asociaciones.

Artículo 4°. Para ingresar en la Asociación se llenará y firmará una fórmula de solicitud de ingreso que facilitará la Secretaría. Una vez aprobada la admisión por la Junta Directiva se entregará al nuevo asociado el correspondiente carné y el folleto de los Estatutos, por cuyos conceptos abonará la cuota estipulada.

Artículo 5°. Cualquier conflicto que se suscite entre los asociados, será resuelto por la Junta Directiva; si el conflicto fuere entre asociados y la Junta Directiva, será resuelto por un arbitraje ad hoc, salvo las controversias derivadas de los procedimientos sancionatorios establecidos en el Artículo 10° del Estatuto. Los árbitros serán nombrados uno por los quejosos, otro por la Junta Directiva y un tercero de nombramiento de los árbitros, para casos de discordia. Los árbitros deberán ser, necesariamente, miembros activos de la Asociación. Las resoluciones que en estos casos dicte la Junta Directiva o el Tribunal de Árbitros serán definitivas. Por lo tanto, las partes se obligan a acatar como definitivo lo que en la forma indicada se resuelva, quedando a salvo la oportunidad de interponer, en tiempo y forma, el Recurso de Casación por Nulidad del Laudo Arbitral establecido en la Ley sobre la Resolución Alterna de Conflictos.

Artículo 6°. Las cuotas de los asociados serán fijadas por la Junta Directiva y comenzarán a regir a partir de su publicación en el Boletín de la Casa de España.

Artículo 7°. Es potestativo de la Asamblea General conceder el título de Asociado Protector o Asociado Honorario a sus asociados o a personas ajenas a la Institución. La Asamblea podrá conceder el título de Asociado Protector a quien hiciere donativos o procurase beneficios a la Institución y el de Asociado Honorario a aquella persona que por sus méritos o relevantes hechos en favor de nuestra Patria o de nuestra Asociación, se hicieren acreedores a ese título. El asociado que reciba el primero de esos títulos no pierde su calidad de asociado y conserva todos los deberes y derechos que establecen los Estatutos. La Asociación otorgará el título de Asociado Honorario, exento de pago obligatorio de cuotas y con todos los derechos que señalan los Estatutos, al asociado que haya pertenecido a la Asociación cincuenta años consecutivos o alternos. La entrega del título correspondiente le será hecha al interesado en la Asamblea General o en otro acto significativo que considere oportuno la Junta Directiva.

Artículo 8°. Son deberes de todo asociado:

  1. Comportarse dignamente.
  2. Acatar los presentes Estatutos, reglamentos y acuerdos que la Asamblea General o la Junta Directiva tomen, según las atribuciones autorizadas en estos Estatutos.
  3. Pagar por adelantado la cuota mensual establecida por la Asamblea General Ordinaria y colaborar, en la medida de su capacidad, por el engrandecimiento de la Asociación.
  4. Asistir a la Asambleas Generales.
  5. Desempeñar cargos en la Junta Directiva y en las Comisiones de forma gratuita.
  6. Avisar por escrito a la Secretaría cada vez que cambie de domicilio o bien cuando cambie de dirección postal o correo electrónico.

 

Artículo 9°. Todo asociado tiene derecho:

  1. A los beneficios que la Asociación otorga según lo disponen los Estatutos y reglamentos auxiliares.
  2. A concurrir con voz y voto a las Asambleas Generales Ordinarias y Extraordinarias que celebre la Asociación, después de seis meses de haber ingresado a ella.
  3. A ser elegido miembro de la Junta Directiva, según las disposiciones establecidas en el artículo catorce.
  4. A solicitar de la Secretaría los libros de Actas y de la Tesorería los libros y comprobantes de las cuentas de la Asociación para examinarlos dentro de la misma oficina y en presencia de los citados miembros de la Junta Directiva, respectivamente.
  5. A que, en caso de que cayese en desgracia económica comprobada, se le exima del deber de cotizar mientras dure su precaria situación, quedando en la obligación de notificar el cambio de situación a la Junta Directiva en el término de treinta días. Ésta queda facultada para suspender este derecho en cualquier momento que averigüe que el asociado puede seguir cotizando.

 

ARTÍCULO 10°. El asociado que infrinja los Estatutos o reglamentos de la Asociación o cuya conducta fuera incompatible con el decoro a mantener como asociado, la Junta Directiva podrá suspenderlo o cancelar definitivamente su calidad de miembro, de acuerdo con lo dispuesto en los siguientes apartes, en cumplimiento del Artículo 12° del Reglamento a la Ley de Asociaciones.

  1. CANCELACION DE LA CONDICION DE ASOCIADO o SUSPENSION POR HASTA CINCO AÑOS: Se le podrá cancelar la condición de asociado por acuerdo de la Junta Directiva o suspenderlo de sus derechos derivados de su pertenencia a la Asociación, de uno a cinco años, dependiendo de las condiciones de modo, tiempo y lugar de la infracción
    • A los que hubieren sido condenados por delitos o contravenciones sancionados con prisión o días multa en perjuicio de la Asociación o de algún asociado o sus familiares directos;
    • Los que hayan dado, provocado o cometido escándalos graves en alguna de las instalaciones de la Asociación o cometiere fuera de éstas actos inmorales o ilegales de pública notoriedad;
    • Los que dañaren, se apropiaren o distrajeren fondos, bienes o documentos de la Asociación;
    • El asociado que haya sido sancionado o suspendido en más de tres oportunidades por faltas a los Estatutos o reglamentos;
    • A quienes cometieren alguna otra falta grave, tales como, pero sin limitarse a la, falta de probidad u honradez o se conduzca en forma reñida con la moral o acudan a la injuria, a la calumnia o a las vías hecho contra otro asociado o sus familiares en cualquier instalación de la Asociación o fuera de ellas y que estos actos hagan difícil o imposible la convivencia o armonía entre los asociados. Se entenderá como atenuante a considerar si ha habido provocación indebida al infractor antes del acto y
    • Al asociado que dejare de pagar doce o más cuotas mensuales consecutivas. Previo a la cesación de la membrecía de un asociado o su suspensión por hasta cinco años, el Fiscal comunicará por escrito al afectado los motivos que inspiran su expulsión, a efecto de que el asociado desde el momento en que reciba la comunicación pueda, en el término de ocho días naturales, preparar su defensa. Una vez cumplido este plazo, y en sesión de Junta Directiva que deberá ser determinada en la comunicación escrita señalada, se tratará lo concerniente al caso de la expulsión del asociado, el acusado podrá estar presente y presentar pruebas y alegatos ante dicho órgano directivo, así como argüir en su defensa, siendo la Junta Directiva la que en definitiva y en firme acuerde afirmativa o negativamente lo relativo a la expulsión del asociado. Contra lo resuelto por la Junta Directiva no cabrá recurso alguno salvo las acciones judiciales que contra ella le quepan al sancionado.
  2.  

  3. SUSPENSION DE LA CALIDAD DE ASOCIADO HASTA POR UN AÑO: Serán suspendidos en su calidad de asociados por acuerdo de la Junta Directiva hasta por un año, dependiendo de las condiciones de modo, tiempo y lugar de la infracción, a los asociados:
    • Que cometieran desórdenes o faltas menores dentro de cualquier instalación, propiedad de la Asociación;
    • Los que violen por acción u omisión los Estatutos, los reglamentos o acuerdos dictados por la Junta Directiva o la Asamblea General, dentro de sus atribuciones.

En caso de suspensión se hará por un periodo hasta de un año según criterios de razonabilidad y proporcionalidad y ella no releva al suspendido de la obligación de pagar las cuotas. Previo a la sanción de un asociado, el Fiscal comunicará por escrito al afectado los motivos que inspiran su sanción, a efecto de que el asociado desde el momento en que reciba la comunicación pueda, en el término de ocho días naturales, preparar su defensa. Una vez cumplido este plazo, y en la sesión de Junta Directiva que deberá ser determinada en la comunicación escrita señalada, se tratará lo concerniente a la sanción del asociado. El acusado podrá estar presente y presentar pruebas y alegatos ante dicho órgano directivo, así como argüir en su defensa, siendo la Junta Directiva la que en definitiva y en firme acuerde afirmativa o negativamente lo relativo a la sanción o no del asociado. Contra lo resuelto por la Junta Directiva no cabrá recurso alguno salvo las acciones judiciales que contra ella le quepan al sancionado.

Artículo 11°. Los que hubiesen sido dados de baja por falta de pago podrán reingresar a la Asociación cubriendo los recibos que dejaron pendientes antes de asignársele la baja; además, no podrán concurrir con voz ni voto a las Asambleas Generales Ordinarias y Extraordinarias que celebre la Asociación, hasta seis meses después de haber reingresado a ella.

Artículo 12°. Rigen para el reingreso de los que hubieren sido dados de baja por ausencia del país, las mismas disposiciones que regulan el ingreso por primera vez en la Asociación.

Regresar | Continuar

admin